Cómo desarrollar una buena estrategia de UX

El término «diseño UX» se utiliza para describir el proceso de creación de un producto digital enfocado en la experiencia del usuario, y el término de “estrategia de UX” se refiere a trazar el plan de este mismo, alineándose con la estrategia comercial de la empresa.

Una estrategia de UX es un plan minucioso que conecta la personalidad de la marca de una empresa con la experiencia de usuario y los objetivos comerciales de la misma. Este plan, debe aplicarse antes de que comience el diseño (idealmente) debido a su complejidad.

Aquí veremos qué es la estrategia de UX y por qué es esencial para un diseñador de experiencia de usuario, así como la forma de crear una estrategia de UX eficaz para cualquier producto o servicio que quieras desarrollar.

Los puntos que desarrollaremos a continuación, están enfocados a la estrategia de interacción entre el usuario y la web.

Antes de entrar en detalles, debes tener claros los siguientes puntos:

  • Ten en cuenta tu tipo de cliente: estudia a tu cliente ideal.

  • Establece estrategias de usabilidad: lo primero que debes establecer es una estrategia de usabilidad en tu web, donde podrás encontrar los pasos para dar el feedback y así generar una estrategia más viable.

  • Prueba y error: esto estará dirigido para que establezcas una buena interacción con el usuario y tengas un sistema donde puedas llevar un historial de estas estrategias para establecer una experiencia de usuario excelente.

¿Por qué es importante tener una estrategia de UX?


Una estrategia de UX bien definida permite mantenerte centrado en un problema específico para tus usuarios objetivo

Puedes descubrir otras oportunidades si te tomas el tiempo de desarrollar un plan que mezcle tus estrategias de negocio con las de la experiencia del usuario.

  • Tener una estrategia de UX te ayudará a alinear el diseño de tu empresa directamente con las demandas y necesidades de tus usuarios.

  • Te da métricas claras para el éxito. Saber cómo llegar al éxito desde el principio y cómo lo medirás simplifica mucho la evaluación del impacto de las decisiones de diseño que hayas tomado.

  • Te ayuda a tener una mentalidad «user first». La investigación de usuarios ayuda a los miembros del equipo de UX a obtener un conocimiento más profundo del consumidor, incluidos sus problemas y objetivos.

  • Te ayuda a entender el viaje del usuario y cómo un cliente utiliza tu producto. La estrategia de UX te anima a dar un paso atrás y evaluar cómo utilizan tus clientes tu producto o marca.

Cómo desarrollar una estrategia de UX


Tanto si quieres seguir una carrera como diseñador de UX, si ya estás empleado en este campo o si te interesa aplicar una estrategia de UX para tu empresa, es importante que seas capaz de desarrollar un plan eficaz.

Al desarrollar una estrategia de experiencia de usuario, tienes que centrarte en un conjunto de fases que te ayudarán a establecer un viaje de usuario coherente y relevante, al tiempo que mantienes los objetivos y la visión de negocio.

Estos pasos te ayudarán a construir tu estrategia de UX antes de comenzar tu próximo proyecto de diseño:

  1. Investiga y explora

  2. Planea el viaje del usuario y su historia

  3. Explora y plasma tus ideas creativas

  4. Empieza con el diseño visual

  5. Haz pruebas e itera sobre los resultados

Investiga y explora


Tienes que entender el valor de una investigación exhaustiva, ya que cualquier enfoque de éxito se basa en el estudio y en datos reales. Al hacer una investigación, hay dos tipos de técnicas que podemos utilizar: los métodos cualitativos, también conocidos como «el porqué», y las técnicas cuantitativas, también conocidas como «el cómo».

En esta fase de investigación, debes tener en cuenta que necesitas atraer a una serie de públicos diferentes: partes interesadas primarias, partes interesadas secundarias y, sobre todo, usuarios finales. Conocer a estos grupos te ayudará a comprender mejor lo que esperan los usuarios finales al interactuar con tu sitio web.

Una vez completada la fase de investigación, tendrás una mejor comprensión de tus objetivos.

Planea el viaje del usuario y su historia


Una vez que hayas reunido todos los datos necesarios, puedes empezar a definir a tus usuarios como personas. Esto te permitirá empezar a desarrollar viajes de usuario, historias y flujos de usuario relevantes. 

La creación de estos recorridos e historias de usuario te permitirá exponer las demandas de los distintos tipos de usuarios y cómo varían de una persona a otra.

También es vital pensar en la comunicación y la usabilidad mientras se desarrollan estos recorridos del usuario. Debes asegurarte de que el contenido del sitio web encaja con el diseño.

A continuación, debes considerar cuidadosamente la accesibilidad y la usabilidad, asegurándote de que tu sitio web está totalmente centrado en el usuario y que esté siguiendo las normas y reglas.

Explora y plasma ideas creativas


Ya que estés en este punto, debes tener una buena comprensión de cómo progresará el recorrido del usuario. La siguiente fase de este proceso sería explorar y experimentar con diferentes ideas creativas utilizando medios convencionales como el lápiz y el papel.

Hay una variedad de aplicaciones online que pueden ayudarte a mantener todo organizado. Seguir este proceso creativo inicial te llevará a la creación de un wireframe y un prototipo digital, que te proporcionará una mejor comprensión del diseño general y cómo será la interacción del usuario en una visita normal a tu sitio.

Empieza con el diseño visual


Una vez que hayas completado tu estrategia creativa y reunido todos los conceptos que necesitas, puedes empezar a desarrollar el diseño visual

Cada diseñador de UX es único, por lo que este procedimiento depende de las técnicas del equipo y de los enfoques creativos personales.

Lo más crucial de este proceso es asegurar que todo lo que aprendiste a lo largo del viaje estratégico se ha incorporado a un diseño cohesivo e innovador. También debes asegurar que el diseño de la experiencia y la funcionalidad encajen adecuadamente con el mensaje y la marca del producto.

Tienes que validar que tu producto es accesible y responsivo en todos los dispositivos, no sólo en computadoras.

Haz pruebas e itera sobre los resultados

El objetivo, cuando se trata del diseño de un producto o de un sitio web, debe ser desarrollar una experiencia de usuario lo más eficiente y fácil de usar posible; las pruebas son necesarias para el éxito de cualquier plataforma.

Una prueba A/B es un enfoque inteligente para evaluar; también es el más popular. Esto consiste en comparar un aspecto específico de una página (grupo A) con una ligera alteración (grupo B) a ese elemento.

Por ejemplo, cambiar la redacción en cómo invitas al usuario a descargar o comprar tu producto en la parte superior de una página. En el grupo A tendrás la versión original y en el grupo B tendrás el cambio en la redacción. Al echar a correr el experimento, podrás analizar cuál grupo tiene una mejor interacción basado en la hipótesis que planteaste al iniciar el experimento.

Las pruebas de usuarios, las encuestas y los sondeos también son métodos eficaces de prueba, ya que te proporcionan una visión imparcial de los consumidores reales

Crear un producto único y centrado en el usuario exige mucha planificación, estudio, optimización e inversión.

Es fácil que los equipos de diseño se dejen llevar por la estética de un diseño, descuidando toda la visión de la marca o los objetivos de la empresa. Incorporar una estrategia de UX bien pensada puede ayudar en este sentido, porque tiene en cuenta a los usuarios mientras exploran, establece la marca y el mensaje de la empresa en cada fase del diseño y facilita su usabilidad en todos los dispositivos.

Comentarios

Deja un comentario

.