Cómo elegir un Gestor de Contenidos o CMS para tu marca

 

La llegada de Internet, los dispositivos móviles y las redes sociales generan una avalancha de retos para tu marca, por ejemplo: poder dar a tus clientes el contenido ideal mientras ellos mantienen contacto con ella, ya sea que apenas estén descubriéndola o que ya sean tus clientes.

Esto ha generado la necesidad de crear contenidos de manera rápida y poder entregarlos a través de distintos dispositivos y canales digitales, como una computadora, una aplicación móvil y hasta un smartwatch. Estamos conectados todo el día en distintos dispositivos.

Hablamos de textos, imágenes, videos y otros contenidos que les servirán para conocer, decidir y comprar de tu marca, y después de la compra seguir interactuando.

¿Cómo generar este contenido de manera rápida? ¿Cómo almacenar y gestionar todo este contenido Entendiendo que varias personas trabajarán a la vez en el contenido y que lo puedan hacer de forma ordenada y controlada.

Y ya después, cómo hacer para entregar ese contenido a tus clientes en correos electrónicos, páginas Web, aplicaciones móviles y redes sociales y otros medios?

Esto es lo que puedes resolver con un Gestor de Contenidos, también conocido como CMS o Gestor de Contenido Web y Experiencia.

 

¿Necesito un CMS?

 

Elegir un gestor de contenidos no es tarea sencilla. De acuerdo con el analista G2 existen más de 40 opciones en el mercado, cada uno con diferentes enfoques y características.

g2-cms-grid

En Gluo hemos implementado este tipo de tecnología por más de 15 años, por lo que compartimos algo de nuestra experiencia.

 

¿Realmente necesitas un administrador de contenidos para tu marca?

 

Si la necesidad de tu marca es básica, y solo necesitas tener una página Web que no cambiará constantemente y tampoco te afecta depender de una agencia de diseño o desarrolladores para modificarla, entonces mi recomendación es que **no** utilices un gestor de contenidos. Usarlo representará más dolores de cabeza y costos altos.

Otro escenario donde no requieres un gestor de contenidos es cuando tus necesidades de gestión de contenido son relativamente «simples» y no cuentas con apoyo de diseñadores y desarrolladores. Con necesidades «simples» me refiero a que requieres algo como:

  • Presencia Web básica, como una descripción de tu empresa y sus productos, etc
  • Páginas de aterrizaje para tus campañas digitales
  • Formularios básicos
  • Publicar uno o varios Blogs

 Para estos escenarios mi recomendación es que utilices soluciones especializadas en estos casos. Estas soluciones te permitirán lograr tus objetivos rápidamente y con una inversión pequeña, y estén diseñadas para que realices esos proyectos por tu cuenta o con poco trabajo de diseñadores y desarrolladores.

Analizaremos esas herramientas después, pero por lo pronto mi recomendación es que evalúes soluciones como HubSpot, Wix, Squarespace, WordPress y Unbounce.

 

 ¿Cuándo vale la pena?

 

Desde nuestra perspectiva lo es cuando tienes una o varias necesidades de estas:

  • Lanzar iniciativas de marketing digital avanzado
  • Crear experiencias digitales personalizadas y contextualizadas como campañas digitales complejas, páginas de aterrizaje, entre otras
  • Publicar contenido hacia muchos canales, como redes sociales, sitios Web de terceros, aplicaciones móviles, y quioscos.
  • Mejorar la experiencia de usuario de tu eCommerce
  • Enviar contenido a aplicaciones que desarrollaste a la medida

Cualquiera de estos escenarios amerita la inversión y esfuerzo para implementar un Gestor de contenidos.

 

¿Por dónde empezar entonces? ¿Qué opciones hay?

 

De acuerdo con analistas de tecnología reconocidos, como Gartner, Forrester y RealStoryGroup, los gestores de contenido y experiencia que son líderes y considerados de alta gama son:

  1. Acquia
  2. Adobe
  3. Episerver
  4. Oracle
  5.  Sitecore

Otras soluciones también consideradas en este segmento son:

  1. Liferay
  2. SDL Tridion
  3. Coremedia
  4. Brightspot

 

Cada una de estas compañías ofrecen soluciones de gestión de contenido que están más que probadas y que tienen numerosos casos de éxito e implementaciones, por lo que consideramos muy buena idea elegir algunas de ellas y evaluar sus alternativas.

De estas nueve soluciones, en la actualidad solo Adobe, Acquia, Oracle y Liferay tienen representación formal en México, lo que tal vez ya defina las soluciones que te puedan interesar.


 

Al entrar en contacto con un fabricante de tecnología te recomiendo tomar en cuenta lo siguiente: 

Considera quién es el fabricante

Al invertir tu presupuesto en su tecnología estarás estableciendo una relación con ellos de largo plazo. Considera la estabilidad de la compañía, qué tan importante es el producto para ellos, la presencia que tienen en tu país y su disponibilidad para atenderte

El ecosistema de socios de negocio con que cuenta el fabricante también es algo importante, ya que muy probablemente trabajarás con uno de ellos al implementar tu proyecto.

Evalúa capacidades del producto y las necesidades de tus proyectos

Considera lo que ofrece para gestionar contenido, por ejemplo, control de versiones, flujos de trabajo, transformación de contenido entre otras

  • Considera la facilidad que tiene para crear y ensamblar páginas Web o experiencias digitales sin necesidad de desarrolladores
  • Investiga cómo se integra con otras herramientas de marketing digital, así como otras piezas de tecnología tales como CRMs, plataformas de comercio electrónico y personalización
  • Evalúa qué ofrece para mostrar y distribuir tu contenido a dispositivos móviles y otros canales digitales
  • Toma en cuenta su funcionalidad para personalizar la experiencia o contenidos que verán tus clientes
  • Y considera si es una solución Cloud o que requieres instalar en tu infraestructura. El que sea una solución Cloud podrá significarte menos dolores de cabeza en relación a servidores, enlaces de red y otra infraestructura.

Considera tu presupuesto 

Haz un modelo de Retorno de Inversión para justificar los costos en que incurrirás, ya que estas herramientas de alta gama requerirán inversiones recurrentes, o de una sola ocasión, que van desde los 50,000 USD hasta millones de dólares solo en lo que respecta a licenciamiento y servicios de hospedaje. A esto deberás sumar el costo de los servicios profesionales que se requieran para implementar la herramienta.

 

¿Qué sigue después de elegir fabricantes?

 

Hasta este punto sé que con toda esta información aún seguirá siendo difícil elegir una solución. Y te soy sincero, no será sencillo.

Elegir una solución debe ser una decisión bien pensada y analizada. Un error en este sentido podría representar meses de impacto negativo para tu marca y las iniciativas de tu estrategia digital, por lo que no querrás tomar una decisión «a la ligera».

Considerando todo esto las recomendaciones finales para elegir tu gestor de contenido son las siguientes:

  1. Elabora un lista de 2 o 3 soluciones a evaluar a profundidad. Entra en contacto con sus fabricantes o sus socios de negocio.
  2. Solicita referencias a esos fabricantes de algunos clientes que estén utilizando sus tecnología, de modo que puedas escuchar sus experiencias
  3. Obtén reportes de analistas de tecnología, como lo son Forrester, Gartner u otros especializados en estas soluciones y que así puedas comparar y conocer puntos de vista
  4. Al entrar en contacto con los fabricantes pide demostraciones de los productos, y si es posible, pruebas de concepto donde veas la tecnología en práctica
  5. Elabora un RFP, un documento donde debes listar tus necesidades para la solución que requieres y que te ayudará a comparar las propuestas y cotizaciones de manera objetiva. Pide que incluyan los costos estimados para los próximos 2 o 3 años
  6. En caso de que tu perfil o experiencia no sea en ámbitos de tecnología, invita a alguien de tu empresa con experiencia o busca una empresa probada para que te asesore y apoye en este proceso de evaluación

En nuestra experiencia, este proceso de elección puede tomar varios meses, pero valdrá la pena si eliges la solución correcta. Tendrá un gran impacto en tu marca durante los siguientes años, y finalmente sobre la experiencia digital que vivirán tus clientes.

Por último, y no menos importante. Tener efectividad digital no se trata solo de tecnología

Para poder aprovechar estas herramientas de alta gama deberás considerar también otros factores como: las personas que forman tu equipo digital y su cultura de trabajo, además de los procesos, formas y herramientas que usan para trabajar. Este factor puede ser determinante para el éxito de tu iniciativa. 

Espero que esta información te sea útil al tomar una decisión.

No dudes en contactarnos si quieres que te compartamos detalles más específicos sobre alguna solución, que te apoyemos en formular un RFP o en la elección de la mejor solución para tus necesidades. Ten por seguro que buscaremos que tomes la mejor decisión

Déjanos tus comentarios y opiniones sobre nuestra perspectiva.

Comentarios

Deja un comentario

.