Un día en la vida de un Líder UX

Ángel Lorenzo es Líder del Área de Experiencia de Usuario. Es fan de la música y de hacer deporte. Le gusta cocinar y salir a la montaña.

angel lorenzo lider uxGluo: ¿Puedes describir tu trabajo?

Ángel: Mi trabajo es una mezcla de varias cosas y conecta a diferentes áreas de la empresa: ventas, marketing, reclutamiento, delivery y especialmente con desarrollo, los que dan vida y conectan funcionalidad con experiencia.

En las actividades de mi área y de cada proyecto, apoyo al equipo para que tengan lo necesario para trabajar de la mejor manera. Podría decirse que soy un facilitador para el equipo.

Por otro lado, están los factores humanos: estar cerca del equipo para saber cómo se sienten, si están bien o si hay algún problema, atenderlo y resolverlo. Procuro transmitir la cultura Gluo al equipo. En los últimos meses el equipo ha crecido, así que busco la forma en la que las personas nuevas se sientan cómodas, que puedan vivir esto que nos gusta de Gluo cómo la libertad, la flexibilidad y que la pasen bien haciendo su trabajo.

En el lado comercial apoyo al equipo de ventas con análisis, estimaciones y/o presentaciones para posibles nuevos proyectos. Gran parte del tiempo estoy pensando en dónde queremos estar en tres, seis o 12 meses. Analizar qué tenemos que hacer para estar listos para nuevos proyectos o para mejorar en los que ya estamos diseñando. Me toca entender los planes de carrera de cada persona del equipo, hacia dónde quieren ir, en qué quieren desarrollarse; así que me he dado a la tarea de tratar de hacer un match con las oportunidades que tenemos y ver cómo empatan con cada uno.

design operations

g: ¿A quién le reportas?

A: Directamente a Jaime, nuestro CEO; pero también a nuestros clientes, a mi equipo y a otros equipos dentro de Gluo. A ellos les presento nuevos hallazgos, metodologías, propuestas, indago si estamos trabajando de la mejor forma o no, si los resultados están siendo satisfactorios y si hay que hacer algún ajuste.

g: ¿Qué tipo de habilidades necesitas para ser efectivo en tu rol?

A: Se necesita mucha comunicación, empatía, resiliencia y ser proactivo, eso es clave. No estar conforme estando quieto. Ser capaz de crear y comunicar la visión de cada proyecto al equipo para que todos, desde su trinchera, puedan proponer las mejores soluciones. Eso es parte de lo que Gluo busca en todos los que trabajamos aquí, que nadie vea para arriba o para un lado y diga: ¿y ahora qué tengo que hacer? Sino que todos tengamos la actitud de hacer, pensara futuro, ser pro-activos y estar preparados, anticiparnos y no ser conformistas.

«Si quieres construir un barco, no dividas a tu equipo y les pidas que vayan a cortar madera. En lugar de eso, cuéntales todo lo que pueden encontrar en el mar».

g: Cuéntanos sobre un día típico en el trabajo

A: Creo que no tengo días típicos. Puede ser que un día me toque hacer una presentación con un cliente, así que unos días antes preparamos el trabajo para mostrar, planeamos qué se va a decir, etc. Otro día puede ser que me toque ir a las oficinas de un cliente, platicar con las personas responsables de los proyectos, con el equipo de nuestro lado y tener tiempo de contarles qué se está haciendo, por qué y cómo eso resuelve su problema.

Un día tranquilo podría ser: organizar temprano, en la mañana, lo que voy a hacer durante el día. Por mi rol, siempre hay algo que revisar con alguien del equipo, algún cliente, o de otra área; pero siempre hay algo.

Después de revisar mis actividades, intento platicar con cada uno de los líderes de los proyectos y ver cómo están, cómo van las cosas, qué tienen en mente, si necesitan algo de mí. En otras ocasiones tenemos sesiones para revisar propuestas de algún prototipo o maquetación con los equipos de Front-end. Casi todo es tiempos, calidad de entrega y si necesitan algo o hay algo que los esté parando para ayudarles a resolverlo.

Procuro leer acerca de nuevas formas de trabajo, metodologías que nos pueden ayudar y siempre trato de encontrar herramientas que al equipo le funcionen. Con esto creamos un marco de trabajo que le permita al equipo diseñar productos.

persona creando flujos de trabajo

g: ¿Qué te gusta de tu trabajo y qué no?

A: Me gusta mucho que no es monótono, que cada día es diferente y que me toca convivir con muchas personas de diferentes áreas. Me gusta asegurarme que las propuestas sean factibles y el reto que eso implica. Creo que todo se resume en poner en práctica y construir DesignOps, que es facilitar o preparar un ambiente para que el equipo de diseño pueda realmente pueda ocupar su mente y su tiempo en diseñar.

No me gusta que a veces mi día no depende de mí, que por más que planee las cosas, muchas veces no es suficiente y siempre hay algo que aparece. Me toca lidiar un poco con eso.

g: ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Cuáles son las métricas o KPIs que usas para medir tu éxito?

A: Un objetivo que tengo es que el equipo se desarrolle profesionalmente hacia donde buscan; que sea un equipo autónomo, que puedan tomar decisiones para su proyecto sin que yo sea un cuello de botella. Otro objetivo es que los proyectos que entregamos en Gluo se vuelvan una referencia de algo bien hecho, que nuestros clientes estén satisfechos con lo que entregamos.

Mido lo primero en una sesión 1:1 con cada quien, por lo menos una vez al mes o cada dos meses.; es un equipo de 15 personas por lo que empatar las agendas es todo un reto. Esas pláticas me ayudan a saber si las cosas están saliendo bien o no, es un espacio para platicar sobre cómo podríamos estar mejor y definir objetivos.

En cuanto a estar orgullosos de nuestro trabajo: somos agencia y somos proveedores, somos aliados de nuestros clientes y nuestro objetivo es entender muy bien su necesidad y la de sus clientes para crear soluciones que les beneficien. Eso es todo un reto. A veces tenemos que anticiparnos y proponer cosas que no nos solicitaron, otras veces tenemos que responder a solicitudes o requerimientos muy específicos y si creemos que otro camino es la mejor solución, hablamos con ellos y explicamos por qué. Cuando logramos hacer ese convencimiento es porque ya entendimos bien el requerimiento, exploramos las opciones posibles y analizamos a los usuarios, herramientas o productos.

La satisfacción de los clientes es al colaborar juntos y al presentar la propuesta. Suelen ser muy transparentes si están o no satisfechos y nos lo dicen. Cuando un cliente está tan contento con el trabajo te lo dice. Es reflejo de haber entendido el problema correcto y propuesto una solución adecuada.

g: ¿Qué herramientas usas para hacer tu trabajo?

A: Omnifocus para organizarme, con Asana para seguimiento o la que defina el/la líder de proyecto (Monday, Jira o Trello). Utilizo Keynote para las presentaciones y a veces me apoyo un poco de Sketch por mi formación en diseño. Usamos InVision para los prototipos, para las estimaciones uso Google Spreadsheets y para comunicación: Slack, Zoom, Skype y teléfono.

g: ¿Cómo llegaste a este rol y a dónde te gustaría ir en el futuro?

A: A mí me tocó crecer muy rápido profesionalmente. En mi trabajo anterior — una consultora de marcas — el ritmo de trabajo era muy intenso. Ahí aprendí muchísimo de lo que sé ahora sobre estrategia y posicionamiento, que son base para Experiencia de Usuario, porque hay que entender audiencias, competidores, interacciones de la marca en diferentes puntos de contacto y cómo eso afecta la experiencia. En esa empresa trabajamos con otra que se especializa en desarrollo de productos digitales. Había una especie de alianza de proyectos. Una desarrollaba la marca y la otra cualquier producto digital.

Creo que me vieron cara de que le sabía a lo digital y me pidieron que fuera un intermediario entre los dos equipos. Eso me llevó a estudiar mucho; quería aprender más, así que me metí a varios cursos y practicaba mucho después del trabajo (estaba acostumbrado a la intensidad y a las horas largas). Poco a poco me fui metiendo en el otro equipo, pedía tips y me pasaban cursos de Front End, después pedí que me enseñaran a maquetar las páginas que diseñábamos y empecé a entender cómo funcionaba todo eso.

En esta consultora, la forma de trabajo requería que en cierto momento tú lideraras al equipo, a todos nos tocó en algún punto. Eso me ayudó a desarrollar habilidades de liderazgo. Conforme más me metía en el desarrollo de productos digitales empecé a clavarme en el valor del usuario y la importancia de hacer pruebas de usabilidad y entrevistas. Ahí convergía lo aprendido en estrategia de marca pues el contacto con los usuarios me daba información para tomar decisiones de diseño y me gustó que no era algo subjetivo, sino basado en evidencia, en lo que los usuarios necesitaban y que eso nos daba una pauta buena para proponer soluciones.

Me gustaría perfeccionar el balance entre DesignOps y diseño de producto, creo que esa es la carnita del rol que tengo. Combinar marcos de trabajo que permiten a las personas hacer lo que necesitan técnicamente, además de cuidar que estén bien emocional, anímica, psicológica y físicamente; también cómo construir equipos y cómo hacer que sigan creciendo y se sostengan en el tiempo para desarrollar productos que aporten valor real a las personas.

g: Cuéntanos sobre algo o alguien que te haya impresionado últimamente

A: Admiro cuando una persona tiene la mentalidad de: no me digas cómo no se puede, dime cómo sí se puede hacer algo. Tener la valentía de intentar cosas nuevas que, aunque no tengamos le certeza, la intuición empuja.

Me sigue provocando admiración el acercamiento que tienen los socios con los equipos dentro de Gluo y con sus clientes. Creo que el éxito no está peleado con la amabilidad ni con ser buena persona. Puedes encontrarte a mil personas que se vuelven arrogantes con el éxito pero veo que ellos no, al contrario, siempre ofrecen una sonrisa, tiene un buen acercamiento y siempre te escuchan. Eso es muy valioso.

g: ¿Tienes algún consejo para alguien que quiera trabajar en tu área?

A: Estudiar mucho y escuchar mucho. Como diseñadores de experiencia de usuario, no se trata de lo que nosotros queramos hacer. Somos intermediarios y somos defensores de dos cosas: de lo que necesita la persona que va a utilizar lo que sea que estamos diseñando y lo que necesita el negocio que nos está contratando. Somos responsables de lograr encontrar el balance en eso.

Mi consejo es saber escuchar, discernir entre los gustos personales y lo que pide el proyecto y estudiar mucho, leer muchísimo, estar buscando nuevas fuentes de información, compartir, aprender de los demás y siempre tener los ojos abiertos, como si fueras el usuario mismo; de ahí se aprende mucho.