Nuestra pasión por las montañas

De manera inesperada y no planeada, las montañas se han convertido en una de nuestras pasiones “corporativas”.

Todo comenzó con un intento de alcanzar la cima del Iztaccíhuatl en diciembre del 2017. A partir de allí, tenemos en nuestra historia dos ascensos exitosos al Pico del Fraile (Cima del Nevado de Toluca) y cuatro ascensos al Iztaccíhuatl. Un buen inicio, digamos.

Subiendo al Iztaccíhuatl

 

Nevado de Toluca 2019

Y así, el montañismo se ha convertido en uno de nuestros hobbies empresariales.

Las montañas representan un reto apasionante: se requiere planeación, evaluación de riesgos, determinación; representa retos mentales y físicos, coordinación y trabajo en equipo. Pero además de esto, trae grandes satisfacciones e historias a los que participamos.

¿Cómo llegó a suceder? Hay valores que compartimos los que formamos parte de Gluo: tener pasión y ser determinados, además de buscar aventuras.

Somos afortunados y bendecidos por vivir entre tantas montañas cerca de CDMX.

james-iztaccihuatl

Ahora, a cuidarlas y disfrutarlas. ¿Cuál es nuestro siguiente reto equipo #gluo-cima ?